Álex de la Iglesia vuelve al trabajo

‘Mi gran noche’. Ese será el título de la nueva película de Álex de la Iglesia, que comienza rodaje el próximo 23 de febrero. Esta película significará la vuelta del director después de dos años de inactividad tras el estreno de ‘Las brujas de Zugarramurdi’ (2013).

Poco a poco estamos conociendo más detalles de una cinta que, de seguro, dará que hablar. Hasta ahora, poco sabemos del argumento salvo que narra la historia de un padre sádico y un hijo que cree ser fruto de una aventura con una mujer rusa. ¿La novedad? Ese padre sádico del que pocos sabemos será encarnado por el cantante Raphael, el Fran Sinatra español según De la Iglesia. El papel del hijo “sufridor” le corresponde a Carlos Areces.

La producción, a cargo de Enrique Cerezo, también ha confirmado que la película transcurrirá durante la grabación de un programa especial de Nochevieja en el que todos los invitados se quedan encerrados junto al equipo técnico.

BANNER PUBLICIDAD CENTER BLOG

Entre las caras conocidas que ya se han confirmado estarán la recientemente galardonada con el Goya Carmen Machi, que interpreta a la directora del programa. Además, repetirán algunos de los protagonistas de ‘Las Brujas de Zugarramurdi’ como Hugo Silva, que encarna al presentador del programa, Mario Casas, un popular cantante, Terele Pávez, Carolina Bang y Pepón Nieto. Otras caras confirmadas son Blanca Suárez, Santiago Segura, Enrique Villén y Carmen Ruiz.

El rodaje se ha visto afectado por la larga gira internacional que ha tenido ocupado al cantante Raphael, que vuelve a la gran pantalla 50 años después de su debut en ‘Las Gemelas’ (1963). Álex de la Iglesia ya hacía alusión al cantante en su película ‘Balada triste de trompeta’ (2010) con un fragmento de la película ‘Sin un adiós’ (1970), protagonizada por el artista de Jaén.

TODA LA ACTUALIDAD DEL CINE ESPAÑOL EN LAREC.

BANER PUBLICIDAD FOOTER BLOG

Álex de la Iglesia vuelve al trabajo

Imagen de perfil de creativo
Sobre el Autor
- Director de Grado Creativo. Afán emprendedor, sonámbulo de nacimiento y descaradamente perfeccionista.