‘La isla mínima’: lo mejor de Alberto Rodríguez

Hipnótica. Fascinante. Bien dirigido. Bien hecho. Y un largo etcétera. ‘La isla mínima’ ha recibido elogios allá donde ha ido y, guste o no, ha marcado un antes y un después para el cine español. Para algunos, ha supuesto una “reconciliación” en toda regla del público y la crítica con nuestro cine, un cine que ha vivido un 2014 mágico.

Dirigido por el sevillano Alberto Rodríguez,  ‘La isla mínima’  se adentra en la España de principios de los 80 cuando una pareja de inspectores contrapuestos se enfrentan a la desaparición de dos hermanas adolescentes en un remoto pueblo situado en las marismas del Guadalquivir. Un caso que acaba por convertirse en la búsqueda de un asesino en serie.

Una trama, plagada de elementos contextuales, que aborda distintos temas que la hacen cercana al espectador como son la violencia machista, el proxenetismo o la lucha sindical de aquellos años. En general una película en la que todo fluye y en la que existe un “equilibrio” casi terrorífico entre los dos protagonistas, Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez.

BANNER PUBLICIDAD CENTER BLOG

LA TÉCNICA

Si hay algo que destaca de ‘La isla mínima’, guiones conseguidos a parte, es la técnica con la que Rodríguez ha resuelto su historia gracias a una recreación fantástica de los ochenta, tanto en vestuario como maquillaje y peluquería.

Mención aparte merece la fotografía, donde destacan planos cenitales de las marismas del Guadalquivir al más puro estilo ‘National Geographic’. Un paisaje tan asfixiante como tranquilo que permite mantener en vilo al espectador con las dosis necesarias de suspense. Un juego al que pocos saben jugar como Alberto Rodríguez y que recuerda mucho al ‘True Detective’ de Nic Pizzolatto. Gracias todo a Álex Catalán, nominado al Goya a la mejor dirección de fotografía.

A todo esto también contribuye la magnífica música original compuesta por el sevillano Julio de la Rosa (‘Siete Vírgenes’, ‘Una palabra tuya’), que opta al Goya a la mejor música original.

ARÉVALO, GUTIÉRREZ Y EL ELENCO DE ‘LA ISLA MÍNIMA’

¿Y qué decir del equipo artístico? Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez firman, casi con total seguridad, su mejor trabajo. Ambos consiguen el equilibrio perfecto para contar una historia oscura, al más puro estilo del cine negro norteamericano, con un punto intermedio conversacional que deja al espectador pegado a su butaca. Nada que envidiar a los personajes de Matthew McConaughey y Woody Harrelson en ‘True Detective’.

Ambos actores optan al Goya a la mejor interpretación masculina protagonista, aunque el claro favorito es Javier Gutiérrez, ganador de la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián por ‘La isla mínima’.

Otro capítulo podría ser perfectamente ocupado por los actores “secundarios” de esta película, que integran el pueblo hasta el que se trasladan los dos detectives y que son claves para resolver finalmente el misterio.

Jesús Castro (‘El Niño’) firma su segunda aparición en el cine con un personaje algo plano que aporta a la historia pero cuya actuación no destaca. Su nominación al Goya al actor revelación nada tiene que ver con ‘La isla mínima’.

El resto del elenco, firma unas actuaciones estelares que también podrían tener recompensa en la próxima edición de los Goya tanto para Nerea Barros (‘El Príncipe’), el gran descubrimiento del año, como para los consolidados Antonio de la Torre (‘AzulOscuroCasiNegro’), que opta al Goya a la mejor interpretación masculina de reparto, y Mercedes León (‘Arrayán’), que entra en la “pugna” por el Goya a la mejor interpretación femenina de reparto.

Ojalá y vengan muchas “islas mínimas” más. Ojalá muchos más “albertos rodríguez” marquen el paso del nuevo cine español.

TODAS LA  ACTUALIDAD DE LOS PREMIOS GOYA EN LAREC.

BANER PUBLICIDAD FOOTER BLOG

‘La isla mínima’: lo mejor de Alberto Rodríguez

Imagen de perfil de creativo
Sobre el Autor
- Director de Grado Creativo. Afán emprendedor, sonámbulo de nacimiento y descaradamente perfeccionista.