¡Oh capitán, cuánto te echamos de menos!

Hoy hace un año que nos dejó Robin Williams. El comediante se quitó la vida tras pasar gran parte de ella luchando contra una depresión y adicción a las drogas, que acabó apagando una de las sonrisas más puras de Hollywood.

A Robin Williams se le despertó el gusanillo de la interpretación cuando aún iba al instituto. Aunque inició los estudios de política, finalmente los abandonó con la intención de iniciar una carrera como actor. La casualidad le llevó a ingresar en la prestigiosa academia de interpretación Juilliard en Nueva York. Tres años después, Williams regresó a California y se instaló en San Francisco, buscando su oportunidad para actuar en comedias teatrales. En 1976 tuvo una prueba y fue contratado, lo que marcó el inicio de su carrera.

Sin duda, la carrera de Robin Wiliams fue una de las más sólidas de la meca del cine. Entre 1987 y 1991, Williams actuó entre otras en tres películas que le valieron una nominación al Óscar como mejor actor principal: ‘Good Morning Vietnam’, ‘El Club de los Poetas Muertos’ y ‘ El Rey Pescador’.

BANNER PUBLICIDAD CENTER BLOG

En los 90, se consolidó gracias a títulos como ‘Jumanji’, ‘Señora Doubtfire’, ‘Una jaula de grillos’, ‘Hook’, ‘Jack’ o ‘El indomable Will Hunting’. El actor, aparte de acomodarse en la comedia, era uno de los intérpretes más osados a la hora de interpretar personajes dramáticos en títulos como ‘El hombre bicentenario’, ‘Retratos de una obsesión’ o ‘Más allá de los sueños’.

El Oscar le llegaría finalmente en 1997 como mejor actor secundario por ‘El indomable Will Hunting’, siendo esta su cuarta nominación.

Robin Williams fue uno de esos actores que marcó a generaciones enteras. Un actor “de clase” capaz de hacerte reír y llorar en el siguiente plano. Dudo que alguien, que haya visto al menos un par de películas, no se decante por una de sus actuaciones.

Williams siempre será uno de esos ‘actores favoritos’. Porque los guiones los escriben otros, pero son los actores los que se muestran capaces o no de transmitir cada palabra dibujada sobre un trozo de papel. Y para qué seguir escribiendo sobre alguien del que tanto se ha escrito, si él nos dejó lo mejor de él, sus películas

¡Oh capitán, cuánto te echamos de menos! Siempre. 

BANER PUBLICIDAD FOOTER BLOG

¡Oh capitán, cuánto te echamos de menos!

Imagen de perfil de creativo
Sobre el Autor
- Director de Grado Creativo. Afán emprendedor, sonámbulo de nacimiento y descaradamente perfeccionista.